¡No más tareas para casa!

No, no, estimad@s alumn@s, no es una afirmación mía. Desgraciada o afortunadamente tendréis que seguir trabajando, consolidando y ampliando en casa, lo visto en clase.

El título de este post obedece a una sentencia en la que unos padres canadienses han conseguido que el trabajo en casa en no sea evaluable para sus hijos.

La noticia, que ha atraido de manera extraordinaria mi atención, viene recogida en la edición digital del diario británico Guardian.co.uk, y a la cual he tenido acceso tras la lectura del Noticiario Matemático.

Según indica el diario británico, los padres de los chicos, abogados de profesión, tras 2 años de duros trámites, han conseguido firmar un acuerdo legal, al que han bautizado con el nombre de ‘Milleys’ Differentiated Homework Plan’ (algo a sí como, ‘El Diferenciado Plan de deberes de los Milley’).

Tras pasarlo mal con su anterior hijo de 18 años de edad, decidieron actuar de otro modo, en favor de sus dos hijos pequeños, de 10 y 11 años de edad, respectivamente.

El plan de dos páginas de extensión, firmado por los chicos, padres y profesores, establece que “la tarea no será utilizado como una forma de evaluación para los niños”. A cambio, los alumnos de la promesa de hacer su trabajo en clase, ir a la escuela preparados, y para revisar las pruebas. También debe leer a diario y practicar sus instrumentos musicales en casa.

La lucha de estos padres obedece, según sus propias palabras “al sufrimiento y la angustia que sentían sus hijos cada día, al enfrentarse a problemas de matemáticas” – como no matemáticas – “y otras tareas, tras un duro día de trabajo en la escuela.”

“¿Por qué someter a la familia a un stress innecesario?, indica la madre de los chicos.

El fundamento de derecho principal en el que se han basado los padres, han sido estudios recogidos sobre las tareas escolares, la mayoría de los cuales indican que: “a edades tempranas, en Educación Primaria y Secundaria, no hay un vínculo claro entre el trabajo en el hogar y el rendimiento escolar”.

Este fundamento, al parecer, es bastante sólido, al menos para la justicia canadiense, según deduce de la propia sentencia.

Finalmente, la madre indica: “Creemos que es derecho de los padres a elegir lo que es mejor para el bien de nuestros hijos, pero estamos agradecidos a la escuela por actuar de manera correcta.”

¿Conocéis alguna sentencia en España de similares características?

Se abre el debate …

Loading Facebook Comments ...

6 comments for “¡No más tareas para casa!

  1. josé
    12/09/2011 at 10:28

    Alguien puede decirme dÓnde está la normativa por la que se autorizan y regulan los deberes para casa en la ESO.Gracias.

  2. josé
    07/09/2011 at 07:30

    La jornada estudiante-laboral que hacen los niños de ESO está establecida por ley en 30 horas lectivas semanales.Por tanto los deberes para casa quedan fuera de la jornada marco legal. Los niños cumplen una jornada diaria de 6 horas, es jornada intensiva continua, donde dan mates , lengua ,inglés, etc.quiero resaltar con esto que la jornada de un niño es muy dura. y que tienen derecho como tienen los trabajadores , incluidos los profesores, a una jornada claramente delimitada, que no interfiera con sus horas de descanso, juego y las actividades que de manera voluntaria quieran emprender.Por tanto si lo que queremos es niños voluntariosos que se apliquen al estudio por su propio empuje sin necesidad de ser empujados, tendremos los padres y prefesores que aprender a trabajar de otra manera. Si seguimos en la misma linea que hasta ahora solo vamos a conseguir niños sobrecargados de tra bajo, cansados , sin motivación, y que nos van a aborrecer: luego, resulta iluso por los adultos pensar que asi vamos a conseguir la cooperacion de nuestros hijos- alumnos en su educación. Además no todas las enseñanzas ,ni conocimientos están contenidos en la escuela ni emanan de ella.

  3. Lanzet
    04/09/2011 at 23:34

    Cada quien su opinion, respetare todas, pero yo estoy en contra de las tareas.
    ¿Porque? Bueno pues porque los niños/as, por ejemplo de la secundaria, pasan 7 horas en la institucion, supongamos que un niño promedio -por ejemplo mi hijo- tarda alrededor de 4 horas en acabar su tarea, y duerme 8 horas.
    Estamos enterados de que el dia dura 24 horas ¿verdad?, entonces los niños utilizan 11 horas para cumplir con una jornada diaria escolar y 8 para dormir, recargar baterias; entonces tenemos un total de 19 horas gastadas y les quedan 5 para ellos/as.
    Los niños/as van a la escuela un aproximado de 200 dias al año, hablamos de 1400 horas de escuela (58 dias seguidos) y 800 horas de tarea (33 dias seguidos).
    Los niños/as dedicados se estresan demasiado pensando en la tarea, realizandola y acabandola, sin hablar de examenes y proyectos por ejemplo.
    Y los fines de semana los alumnos/as termninan exhaustos y no disfrutan al 100 su “descanso´´.
    En mi caso mi hijo es un buen alumno, cumple con todas sus tareas, y aunque sus calificaciones van de 8-10, se estresa mucho.
    Los padres trabajamos tambien y la familia no convive mucho.
    Menos tareas, mas convivencia familiar.

  4. 29/08/2011 at 00:05

    ¿Pero esto qué es? Pobrecitos niños se pueden quebrar si trabajan algo. En esta sociedad el esfuerzo suele ser necesario para alcanzar objetivos, y no hablo de dinero, que conste, hablo de objetivos vitales. Una clase hoy día ya no es (o no debiera ser) un profesor impartiendo sus conocimientos, que están al alcance de cualquiera con una conexión a internet. Aunque este papel de emisor de conocimientos no desaparece del todo, es evidente que un gran peso en la educación es desarrollar la capacidad para filtrar la enorma cantidad de información que llega a nuestros chavales. Y ese trabajo o lo hacen solos (con un menguante auxilio del profesor a medida que va creciendo) o quedará como un ciudadano alienado incapaz de discernir lo que le cuenten y con un “los que mandan sabrán por qué esto es lo bueno para nosotros”. ¿Es eso lo que un padre desea para su hijo? No lo creo.
    Quienes no se vean capaces de soportar el “tremento estres de las tareas escolares” pues que se planteen muy mucho lo de ser padres, porque esa incapacidad muy, muy, muy probablemente irá unida a una incapacidad para poner límites a sus vástagos, con un incapacidad severa para guiarles en su proceso de crecimiento. Y si las tareas son una causa de estrés ¿no loo es también que el nene tenga que ir obligatoriamente a la escuela? Así que eliminemos esa obligatoriedad, que se eduquen solos (evidentemente el estres de los papas les impedirá atender a su educación y socialización).
    Mundo de locos. Seguramente yo necesito un ejército de psiquitras, porque en mi época hice tareas de casa por un tubo.

  5. 16/06/2010 at 23:54

    yo estoy de acuerdo con las tareas siempre y cuando el colegio corra con los gastos de psicólogo y neurólogo de toda la familia, debido al estres que esto produce, ya que los niños estan practicamente todo el dia en el colegio y los padres todo el dia trabajando… lo otro es inventar alguna pastilla para los estudiantes que les permita mantenerse despiertos las 24 horas del día…. si es asi apoyo las tareas…
    que vivan las tareas….

  6. José Ignacio Camacho Valbuena
    27/11/2009 at 16:07

    Las tareas, siguen siendo una buena estrategia para reforzar lo presentado en clase, que para algunos estudiantes aún no está aprehendido; sin embargo el acuerdo al que llegaron los actores educativos de los Milleys puede funcionar en su contexto particular.

    Atentamente,

    José Ignacio Camacho Valbuena
    Tesalia-Huila-Colombia

Anímate y deja tu comentario. ¡Tu opinión me interesa!