Web 2.0, ¿demasiada velocidad?

Nadie duda de las cualidades de la Web 2.0, el universo de herramientas que pone a nuestra disposición y cómo nos facilitan la vida, y permiten sin apenas conocimientos de programación, realizar tareas inimaginables hasta hace poco, como gestionar una página web-blog, realizar presentaciones y videos, con la música y los efectos que elijamos, etc, …

Hoy en día demandamos servicios que se generan casi de isofacto.

De momento pensamos que necesitamos una herramienta para hacer tal o cual cosa y, zas, de una manera mágica, aparece en la red dicha herramienta.

Esto dicho así es una maravilla, pero …

¿Son estos servicios, herramientas, realmente consistentes? ¿Va la Web 2.0, camino ya de la Web Semántica 3.0, a demasiada velocidad?

Hay un refrán muy castizo, que dice: “Vísteme despacio, que tengo prisa”

Estas preguntas me han surgido, en los últimos días, debido a inconsistencias, incapacidad para dar respuesta a la demanda generada concretamente en dos de estos servicios, los cuales detallo a continuación:

1. El pasado 6 de Enero, un tuit de @ArwenUndomiel93, enlazaba a la imagen que se muestra a continuación, donde se observa como en la bandeja de entrada de formspring.me , el usuario tiene: “-1 mensajes”

-1 mensajes en la bandeja de entrada.

-1 mensajes en la bandeja de entrada.

2.  Hoy, 8 de Enero, me disponía a buscar imágenes, con licencia creative commons, de Sprixi y me encuentro con un mensaje, que indica que: se están tomando un descanso y que cuando sean más rápidos volverán, que no los olvidemos.

Sprixi: descanso temporal

¿Se realizan las pruebas correspondientes a estas herramientas? ¿Siguen alguno de los modelos definidos para el ciclo de vida del software? ¿Se realizan diseños correctamente y se le pasan las pruebas de software correspondientes?

Pruebas de Software ¿Se le pasan las pruebas unitarias, de integración y de implantación correspondientes a estos servicios?

  • El segundo error que he comentado, el de Sprixi, es un error de diseño, ha muerto de éxito, de manera temporal. No se preveía tanta demanda y hay que rediseñarlo. Ésto, hasta cierto punto, es entendible. Ha desbordado las previsiones y eso es positivo.
      • Pero, el primer error, el de formspring.me, es un error de código, que debería haber sido detectado, en pruebas unitarias, es un error de código, de contador no controlado. Esto es muy grave.

      Afortunadamente, los casos que comento, no son herramientas críticas, pero otras veces, nos pueden tirar por la borda un trabajo de muchas horas.

      En un encuentro de blogs, recuerdo que, un compañero me comentó que tenía alojado su blog en un dominio gratuito que le ofrecieron, y de la noche a la mañana desapareció, con todo su trabajo dentro, del cual no tenía copia de seguridad, que por cierto, y yo me incluyo, casi nunca hacemos. Así que cuidado y suerte.

      ¿Piensas que la Web 2.0 va demasiado deprisa?

      Deja tu opinión.

      Loading Facebook Comments ...

      11 comments for “Web 2.0, ¿demasiada velocidad?

      1. Francisco
        29/12/2010 at 12:41

        Creo que las personas no tenemos la capacidad de modificarnos eficientemente para adaptarnos a los cambios vertiginosos de la tecnología y utilizarla adecuadamente. Esto demanda competencias que la mayoría de los usuarios no tienen y que no están dispuestos a enfrentar el desafío de aprender, ni entienden el concepto que involucra esta nueva era.

      2. Javier de la Rosa
        11/02/2010 at 21:34

        Hola José Luis, con respecto a lo que comentas de introducir twitter en ese curso , es una idea que puede funcionar muy bien. Bajo mi opinión, llevas razón cuando hablas de que primero hay que crear las dinámicas de aula y después incluir las herramientas, de hecho, pienso que es lo importante de la actividad (aparte de utilizar la herramienta con los fines didácticos que hayas programado), es decir, con la interacción del alumnado en vivo favorecerás la dinámica en el proceso de debate entre todos y por supuesto la expresión oral en este tipo de actividades va a mejorar considerablemente.
        Saludos

      3. 11/01/2010 at 17:37

        Se me ocurre… (es que Luismi me ha hecho pensar, jejeje…). Se me ocurre, digo, que en vez de ir tan corriendo tras las herramientas vendría bien mirar las dinámicas de aula y crearlas primero. Sin herramientas. Y cuando estén algo consolidadas, entonces incluir la herramienta.

        Me explico.

        Quiero introducir twitter en 3º Diversificación. Y para eso, primero les estoy pidiendo (aprovechando que son pocos) que hablen (físicamente) de lo que están aprendiendo. Que creen conversación que responda al “qué estás haciendo” de twitter. Cuando vea madura la dinámica de aula, entonces introduciré twitter, no antes.

        Así rebajaríamos la velocidad y el grado de riesgo de los experimentos, creo… O no, no sé. Ya me diréis.

      4. 10/01/2010 at 23:58

        Gracias por la reflexión que me hace reflexionar.
        Yo creo que las herramientas nacen y mueren a la velocidad de su usabilidad. Sin esta velocidad no se habrían conseguido herramientas tan sumamente ajustadas a las necesidades del usuario, ni tan minimalistas, como fue twitter.
        También creo que la velocidad va en contra de quienes no terminan de creer o engancharse a las ventajas de la red en general y de las herramientas en particular, quizá sea que no tengan la necesidad……o sí la tienen pero no pueden acceder a la solución. La brecha aumenta también a mayor velocidad y eso…no es bueno.
        Y, por último, reconozco que hay algunas herrameientas que me he saltado o que me llegan cuando casi están inaccesibles…esta es la gran desventaja de la velocidad….

      5. 10/01/2010 at 21:19

        Aparte del no ser lo suficientemente depuradas con tal de dar primero, como indican, la proliferación es tal que corremos el riesgo de perdernos entre tanta herramienta.

        La madurez dospuntocerística pasa por fijar unas finalidades u objetivos y a partir de ellos buscar la herramienta más adecuada y no al contrario.

        De todas formas, conocer novedades y, sobre todo si son colaborativas, es interesante. Twitter me ha dado esa gran posibilidad de estar al tanto de lo que se mueve en la red.

      6. Javier de la Rosa
        10/01/2010 at 20:08

        Yo particularmente recibo muchas herramientas a diario pero voy filtrando y probando las que más me interesan. El crecimiento de este tipo de herramientas es bestial y es cierto que muchas de ellas caen en saco roto pero otras muchas nos facilitan la puesta en práctica de nuestras actividades docentes. Son mucho más interesantes aquellas que se basan en la cooperación y colaboración

      7. 10/01/2010 at 19:34

        Yo creo que la disponibilidad de herramientas en internet va tan rápido como demanda la gente. No de manera consciente, no, sino inconsciente. Con ese deseo de novedad que nos encanta. Y un pelín de codicia… Y muchos servicios de convierten en juguetes rotos con facilidad.

        Lo que no va tan rápido es la incorporación de esas herramientas a la vida colectiva. Sí en la vida individual. En esa sí que usamos las herramientas para desarrollar nuestro perfil, nuestra identidad digital individual. Pero no la identidad digital colectiva, nuestra pertenencia a un entorno determinado.

        Van muy rápidas las herramientas de visibilidad. Mucho más lentas las de cooperación. Creo…

        Quizá por eso el relativo fracaso de Google Wave que comentabas en twitter…

      8. Salvador Llopis
        09/01/2010 at 02:18

        El tema que planteas es peliagudo Luis Miguel. ¿Va todo demasiado deprisa? La respuesta puede ser sí. En ocasiones me ha ocurrido que me he dado de alta en algún servicio 2.0 creyendo que estoy a la última y mi hijo de ha dicho… pero si ahora se utiliza esto… eso ya está desfasado… Estar al día exige un esfuerzo que solo es posible mantenerlo con gran esfuerzo, por lo que como los malos ciclistas yo voy haciendo la goma. Avanzo y me engancho, luego me descuelgo, y así continuamente.
        Pero el problema de la estabilidad de las plataformas es otro, y viene determinado por algo a lo que nos acostumbró un famoso correo gratuito. El problema es que la gratuidad de los servicios tiene un precio, y es la inestabilidad. Es injusto, porque al final, pagamos y en algunos casos un precio muy alto como son nuestros datos personales, pero en ocasiones no es suficiente para mantener las plataformas. Parece que al ser gratuito no tenemos derecho a exigir un buen servicio. Valga el ejemplo de los todo a 100, como es “barato” (que no lo es) no nos creemos con el derecho de exigir que lo que compramos funcione, y no nos planteamos reclamar. Cuando contratamos un servicio y pagamos por él, y lo hacemos en una empresa solvente no ocurren estas cosas, o al menos no tan a menudo, hacen sus backup en servidores remotos de calidad, actualizan su software, etc.
        Finalmente, creo que hemos entrado en una vorágine de “innovación”, es necesario crear cosas nuevas, dar el pelotazo y que una multinacional acabe comprando nuestro servicio por una millonada, como comenta Yoriento, el que llega primero gana.
        Por último, por desgracia, valoramos muy poco nuestra información, perderla ya nos parece algo aceptable y no nos aseguramos de conservarla, ni exigimos responsabilidad por la pérdida de los datos.
        Un saludo y gracias por tu interesante reflexión.

      9. 08/01/2010 at 18:42

        Bueno, es una de las leyes más importantes del marketing: el primero pega dos veces.

        Salvo que los competidores sean mejores rápidamente, el que llega antes toma un lugar privilegiado en la menta de los usuarios.

        Además, en un mundo cada vez más colaborativo no queda tan mal publicar las versiones beta y que los propios usuarios ayudan a desarrollarlas. Un betamundo, vamos 🙂

      10. 08/01/2010 at 18:02

        Internet nunca va demasiado rápido, somos nosotros los que no planificamos y priorizamos suficientemente deprisa 🙂

        • 08/01/2010 at 18:30

          Falta de planificación estoy totalmente de acuerdo.

          ¿Pero se podría “afinar” más, antes de poner los servicios en producción, o hay que ser los primeros a toda costa, aunque sea comentiendo este tipo de errores, que pueden desembocar en tirar por tierra el trabajo de mucha gente durante mucho tiempo?

      Anímate y deja tu comentario. ¡Tu opinión me interesa!